Agua Solarizada «El Secreto del Azul para tu salud»

Agua Solarizada «El Secreto del Azul para tu salud»

Cada día se pone más de moda tomar agua en botellas azules y comer en platos azules, pero qué hay detrás de las Aguas solarizadas?

Que lindas botellas azules! ¿Por qué  las tienes en tu patio? ¿Qué tienen adentro? Estas y muchas preguntas más le hice a mi amiga Elisa Jimeno un día que fui a visitarla y vi botellas azules llenas de agua en la terraza de su casa. “Ese agua me la tomo todos los días, me ayuda mucho en mi salud. He visto una gran diferencia”, dijo. Me pareció muy interesante. Se trata del arte de la cromoterapia (disciplina que se ocupa de aplicar las propiedades de los colores de forma terapéutica) y  el agua solarizada, esta última remedio terapéutico que ha recibido la luz solar.

¿Por qué azul? Según la técnica sanadora de Ho’Oponopono, a nivel espiritual el agua solar azul nos ayuda a limpiar memorias y purificar el cuerpo. La puedes tomar,  usar en la preparación de alimentos, jugos, mezclar, bañar todo tu cuerpo, usarla como tónico, lavar tu boca, regar tus plantas, entre otras. Cuando bebemos esta agua diciendo: “Lo siento. Por favor perdóname. Gracias. Te amo”, estamos limpiando y borrando todo lo tóxico, esto lo explica el doctor Hew Len.

Las indicaciones a nivel físico, con estudios clínicos, dicen lo siguiente: sirve para calmar los nervios, la ansiedad, taquicardia, palpitaciones, limpiar heridas, insomnio, antiséptica, bactericida, se usa para infecciones, bajar de peso, asma, celulitis, entre otras.

No solo el azul juega un papel importante en la salud en general, también existen las aguas solarizadas en botellas de vidrio rojo ( miedos, debilidad, circulación lenta); amarillo (diabetes, hemorroides, enfermedades de la piel); verde ( presión alta, dolor de cabeza, neuralgias); violeta (riñones, reumatismo, caída del cabello, ciática), entre muchas otras propiedades.

También existen las vajillas azules. Estudios han demostrado que comer los alimentos en platos azules hace que comamos menos cantidades, ya que el azul es el color supresor natural del apetito y estudios han demostrado que la comida luce menos apetecible.

¿Cómo prepararla? La botella o jarra tiene que ser de cristal azul, con tapa no metálica, la llenas de agua natural, la colocas al sol por 1 a 2 horas y esto permite que la energía del sol y del calor se agreguen al agua. Si no consigues una jarra o botella azul puedes usar una transparente y forrarla con papel celofán azul. Después de solarizada el agua la puedes guardar e ingerirla, o usarla las veces que sea necesaria.

Muchas personas notan como su nivel de energía aumenta, logran bajar de peso, comen más saludable, mejora el estado de ánimo, mejora la actitud y los hábitos de sueño.

Mi consejo es recordar poner el agua que se va a consumir al sol cada 24 horas. Yo la estoy tomando y siento la diferencia. Prepararla como tónico para la piel combinada con agua de rosas es refrescante para el rostro.

Deja un comentario

×
×

Carrito