4 puntos importantes que debes tener claro cuando visitas un salón de uñas

4 puntos importantes que debes tener claro cuando visitas un salón de uñas

Podríamos pensar que visitar nuestro salón de belleza es algo indefenso, sin embargo hay varios puntos muy importantes que debemos tener en cuenta cuando escogemos cuál visitar

1. Confirma que incluye el precio que anuncian

Los manicuristas tienden a cobrar por el servicio, pero no siempre tenemos muy claro los cargos extras.  Por ejemplo, verifica si hay algún cargo extra por alguna base que te apliquen, por un endurecedor de uñas y el esmalte.

“Pregunte qué está incluido en la tarifa que está pagando. Cuando la manicurista vaya a trabajar, si no estás seguro de lo que están haciendo, pregúntales antes de que comiencen” enfatizó el educador y experto en manicure y pedicure Joaquín Manuel Vega de Avant Garde Salon & Spa en Miami. “Tiene todo el derecho a rechazar servicios o productos que no necesites, y que realmente preferirías no pagar” añadió Vega.

Ten en cuenta que siempre puedes traer tus propios productos para el cuidado de las uñas. Cuando entras en el salón y le das a tu manicurista tu propia y base deben cobrarte solamente la aplicación. Pero de nuevo, asegúrate de tener claro esto antes de comenzar.

2. Solo hay una manera de garantizar la esterilización, y su salón la debe aplicar

Has leído las historias de terror sobre personas que contraen infecciones terribles de herramientas contaminadas en un salón de belleza. Hay una razón simple por la que eso sucede: en realidad es realmente difícil esterilizar completamente lo que es esencialmente equipo quirúrgico.

Asegúrate de preguntarle a tu manicurista cómo esterilizan su equipo antes de comprometerse con un procedimiento.

“Es importante que te asegures que los instrumentos estén esterilizados. Lo más recomendable es que lleves tus propios instrumentos”, puntualizó Joaquín Manuel.

3. No permita que le pasen navaja a los callos

Sabemos que los callos no son lo más atractivo en el cuerpo humano, e incluso pueden ser un poco dolorosos. Pero recuerde que esos están ahí para proteger su piel, esencialmente, su cuerpo los desarrolló por una razón.

Sin embargo, esa no es la única razón para rechazar una oferta para afeitarse los callos. En lugar de tratar de perder los callos por completo, los podólogos recomiendan suavizarlos con un poco de tratamiento de piedra pómez ligera. Existe la posibilidad de que su salón de belleza ofrezca este servicio, pero recuerde que las piedras pómez son notoriamente difíciles de desinfectar. Es posible que desee viajar con los tuyos.

4. ¿Te has afeitado las piernas recientemente? Si es así, espera para ir el salón.

Cuando te afeitas las piernas, creas pequeñas aberturas invisibles en los folículos capilares. Estos pequeños agujeros pueden ser demasiado pequeños para que podamos verlos, y detectar virus, bacterias y hongos.

El experto nos recomienda “esperar al menos dos días después de  afeitarse las piernas para ir  al salón para una pedicura”.

Joaquín Manuel fue muy enfático en asegurarnos que el salón de belleza que visitemos cumpla con los requisitos más estrictos de sanidad. Lamentablemente no siempre estos están pendientes de las distintas condiciones que pueden traer sus clientes y exponen al resto de su clientela a estas infecciones o condiciones de salud transmisibles. Es por esto que nosotras mismas debemos ser muy precavidas a la hora de escoger a quién le confiamos el arreglo de  nuestras manos y pies

Deja un comentario

×
×

Carrito